Prevenir ulceras por presión | Universidad Ana G. Méndez, Recinto de Cupey

Prevenir ulceras por presión

 

Todos tenemos familiares mayores de 60 años, presta atención a este comunicado. Puedes evitar "una epidemia bajo las sábanas”. Hibbs (1987).

  • Úlcera por Presión (UPP) Es una lesión de una zona de la piel, producida por la presión mantenida sobre un plano duro, que le impide estar bien irrigada. (Armendáriz, 1999). Esta tiene cuatro categorías; desde superficial hasta afectar a músculos y huesos. (Armendáriz, 1999).
    • Categoría I: La piel está enrojecida, eritematosa e incluso con tonos violáceos, generalmente en: zonas de prominencias óseas.
    • Categoría II: Se observa pérdida del grosor de la piel afectando a la epidermis y la dermis, a veces con presencia de piel negra e induraciones
    • Categoría III: Pérdida total del grosor de la piel produciendo una lesión o necrosis del tejido celular subcutáneo extendiéndose hasta el tejido muscular, aunque, sin llegar al hueso.
    • Categoría IV: Caracterizadas por la pérdida total del grosor de la piel, necrosis de tejidos, con afectación en músculos, tendones, nervios, huesos y articulaciones. Al igual que en la categoría III, pueden presentarse tunelizaciones, cavernas o trayectos sinuosos. Esto sigue siendo en la población de personas mayores de 60 años.

Cómo prevenir ulceras. Las áreas rojas son áreas a cuidar amortiguando con almohadones.  Recuerda mantener la piel seca, aplica cremas libres de alcohol y cambio de posición cada dos a tres horas.

  • No presión en mamas, genitales, rodillas y dedos de pie.
  • Piernas: Alternaremos rodillas flexionadas y estiradas.
  • Colocar una almohadilla bajo las rodillas y otra bajo los tobillos.
  • Colocar un tope para las plantas de los pies, para que éstos no queden caídos.
  • Espalda: Debe quedar bien recta, colocando almohadas tras la zona lumbar y dorsal.
  • Brazos: Pueden quedar sobre el vientre.
  • La cabeza queda apoyada y recta sobre una almohada.
  • Apoyar pies sobre almohada manteniendo un ángulo de 90.
  • Almohada bajo las piernas y Almohada cervical y lumbar.

Dra. Mary Nelly Soto Malavé
Profesora Programa Enfermería